NUEVA YORK, 02 February 2017 /PRNewswire Policy/ — Cuatro expertos de la ONU en derechos humanos llamaron hoy a las autoridades de Irán a suspender inmediatamente la ejecución del delincuente juvenil Hamid Ahmadi, programada para el sábado 4 de febrero en la horca.

Ahmadi tenía 17 años cuando fue sentenciado a muerte en 2009 por haber apuñalado a un joven durante una pelea entre cinco muchachos. La víctima murió y Ahmadi recibió la condena durante un juicio basado en confesiones supuestamente obtenidas bajo tortura en un cuartel de policía en el que se le negó comunicarse con algún abogado o con su familia.

Según los expertos de la ONU, el caso violó los derechos a un juicio justo y al debido proceso, establecidos en los instrumentos internacionales de derechos humanos, además de que no se tomaron en cuenta ni se investigaron las denuncias de tortura del acusado.

“Cualquier sentencia a muerte que contravenga las obligaciones internacionales de los gobiernos, especialmente cuando la condena se basa en confesiones obtenidas bajo tortura, es ilegal y equivale a una ejecución arbitraria”, advirtieron.

En un comunicado conjunto, los expertos recordaron que los estándares internacionales de derechos humanos prohíben que se imponga la pena capital a los menores de 18 años y lamentaron que pese a esta disposición, Irán continúe la práctica y haya ahorcado el mes pasado a dos jóvenes que delinquieron cuando eran adolescentes.

La ejecución de Hamid Ahmadi debe suspenderse y se debe anular la sentencia. Más aún, Irán debe declarar una moratoria a todas las ejecuciones de personas condenadas por delitos cometidos cuando eran menores de edad.

SOURCE Centro de Noticias ONU